PARTIMOS DE UNA BASE

Una vez realizadas las dificultosas pruebas físicas y haberlas superado, nos toca centrarnos en las pruebas teóricas de la Policía Nacional Escala Básica, que cada año están haciéndose más exigentes.

Lo primero que debéis tener en cuenta es que la prueba de examen teórico se supera con un 5, es lo que hay que ir buscando, si bien hay que tener en cuenta que, si el examen tiene una dificultad alta, la nota de corte puede bajar como ocurrió el año pasado que lo hizo a un 4.4.

En cuanto al examen de ortografía es el tribunal quien fija la nota de corte, puede estar por debajo o por encima del 5, de ahí que haya que esforzarse en hacer una buena prueba para estar por encima de la media. ¿Qué ha ocurrido otros años? Pues el año pasado la ortografía no se tuvo en cuenta, por decisión del tribunal, y el resto de años la mayoría de las veces la nota ha estado muy por debajo del 5 si bien algún año estuvo por encima, dependiendo de la dificultad.

Para orientarnos un poco y hacernos una idea de cómo fue el examen teórico del año pasado y lo que puede caer este año os damos una serie de pistas.

El año pasado fue un examen bastante complicado, ya que había mucha participación y por ello exigieron un alto nivel, como ya sabéis son 41 los temas a estudiar lo normal es que caigan preguntas de todos, la proporción varía de un año a otro, en concreto en la prueba del año pasado cayeron menos preguntas de Ciencias Jurídicas, Constitución Española, Prevención de Riesgos Laborales, Funcionarios públicos y Derecho Procesal y Penal, y hubo materias que pegaron más fuerte como fueron Ciencias Sociales, Globalización y la seguridad, aunque esto no quiere decir que sea igual este año.

En cuanto a la prueba de ortografía el contenido ha ido cambiando, en los dos últimos años consistía en saber si 100 palabras estaban bien escritas o no, en ocho minutos, lo cual requería mucha concentración, y hay que tener en cuenta que la penalización por pregunta fallada era muy alta, por cada pregunta mal restan una bien, por tanto, si dudamos es mejor dejarla en blanco. En años anteriores también ha habido pruebas de ortografía que consistían en frases y detectar errores ortográficos y gramaticales. ¿Cómo será este año? Es una incógnita, aunque si siguen la línea de los últimos años deberían ser palabras.

CONFIA EN TI MISMO

Para que las pruebas teóricas salgan bien hay que repasar, descansar y tomar fuerza para partir con la suficiente confianza de habernos preparado durante todo el año.

Especialmente en las pruebas tipo test tienes que mantener tu mente despejada y saber planificarte bien, ya que es complicado con un tiempo limitado de 50 minutos poder contestar las 100 preguntas tipo test hasta el final, por ello es recomendable que emplees 35-40 minutos para contestar las preguntas que sepas en una primera vuelta y que pueda sobrarte algo de tiempo para repasar las cuestiones y poder contestar a preguntas que en primer lugar pensabas que no sabías, para evitar cometer errores y así poder aumentar tu nota en el examen.

Si tenemos en cuenta que cada una de las preguntas vale 1 punto, la nota máxima sería sobre 100 o sí valiesen 0,1 puntos sería sobre 10 y las preguntas que no contestes correctamente restarían 0,5 sobre 100 y 0,05 sobre 10. Sin embargo, las preguntas que no se contesten no restarán ni sumarán puntos

Tú mismo podrías calcular la nota final del examen, utilizando esta fórmula:

A (nº preguntas acertadas) x 0,1 – E (nº preguntas erróneas) x 0,05 = NOTA

Por otro lado, es aconsejable no dejarse guiar por los trucos psicológicos, como; qué suelen ser opciones incorrectas (“nunca”, “siempre”, “todos” y “ninguno”), que leyendo el examen en su conjunto podría darte respuestas escondidas o que las respuestas más largas suelen ser las correctas…Si nos dejamos llevar por estos trucos, nos pueden hacer dudar, ya que esto sería en el caso de que no hubiéramos estudiado mucho, que no es nuestro caso.

Sabemos, como ya hemos dicho anteriormente, que con sacar un 5 de nota en el examen y superando la prueba de ortografía con la que se cuenta, se consideraría superado, pero lo ideal es cuanta más nota alcances, más probable es que consigas obtener plaza dentro del Cuerpo Nacional de Policía.

Siendo un buen opositor lo más sencillo y recomendable sería intentar practicar antes del examen y contestar la pregunta sin leer las respuestas o leer las opciones de respuesta y descartar las que sabemos a ciencia cierta que son incorrectas, pero ante la duda te recomendamos que realices varios test similares al oficial para que practiques diariamente antes del examen y realices simulacros de examen de Policía Nacional para aprender a gestionar su tiempo.

Conociendo esto, ya tendrás más confianza para desarrollar un buen examen, sin tener que arriesgarte a cometer errores que puedan bajarte la nota.

 CONCLUSIÓN

Para que un opositor haga un buen examen requiere tranquilidad y concentración, aunque ya se sabe que eso es difícil de controlar en un principio, al estar jugándote mucho en esta segunda prueba.

Es difícil de prever lo que va a caer este año, pero lo que sí es seguro, es que, con una buena preparación del temario y un buen tutorial, puedes tener muchas posibilidades de hacer un buen examen.

Este año en Editorial Decuma hemos lanzado el Supertest en el aula online, un test de 100 preguntas como las del examen, además del Curso de Simulacros de exámenes con el que podéis practicar con lo estudiado en nuestros temarios.

En Editorial Decuma tenemos por objetivo trabajar cada día para mejorar tanto nuestro temario, como nuestra web, cursos y plataforma online, para que suponga el menor coste y esfuerzo posible para los opositores.